El movimiento CERMI contribuye al Informe Progreso país 2020 sobre los ODS con lo actuado en materia de género y discapacidad

Posted on Posted in Noticias
  • El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 impulsa este estudio, abierto a las aportaciones de organizaciones de la sociedad civil

(Madrid, 21 de mayo de 2020).- El movimiento CERMI ha trasladado sus aportaciones al ‘Informe de Progreso 2020: avances y desafíos en la implementación de la Agenda 2030’, detallando todas las acciones desarrolladas en materia de género y discapacidad, con el fin de que las mujeres y niñas con discapacidad sean tenidas en cuenta en el estudio impulsado por el Ministerio de Derechos Sociales.

El movimiento CERMI destaca que trabaja para que el lema de ‘no dejar a nadie atrás’ de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) “sea una realidad” y advierte de que el ODS relativo a la igualdad de género “no incorpora alusión alguna a la discapacidad, pese a la doble condición discriminatoria que afecta a una de cada cinco mujeres en el mundo”.

Además, pone en valor el papel de las organizaciones sociales de la discapacidad para que la información sobre la Agenda 2030 y sobre los derechos humanos llegue a toda la población, incluidas las personas con discapacidad, garantizando la accesibilidad cognitiva y sensorial.

Entre las acciones que se desarrollan para luchar contra la discriminación interseccional que sufre esta parte de la ciudadanía se encuentra la elaboración de un informe anual sobre la situación de los derechos humanos de las mujeres y niñas con discapacidad en España; la celebración de una conferencia sectorial en la que cada año se pone en el centro de la agenda un asunto de interés para las mujeres y niñas con discapacidad, contando con representantes políticos, y un foro social en el que también, cada año, se dan cita más de 300 mujeres con discapacidad para analizar y debatir sobre las principales cuestiones que les afectan.

Igualmente, subraya también la importancia que el movimiento CERMI otorga al hecho de tejer alianzas con otras organizaciones de la sociedad civil para impulsar acciones en beneficio de las mujeres y niñas con discapacidad de forma conjunta. Así, cita la colaboración con Fundación Mutua Madrileña para el desarrollo de un protocolo de atención a mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género, al tiempo que destaca las acciones de empoderamiento, formación en materia de género y discapacidad, investigación y generación de conocimiento implementadas junto a Fundación ONCE.

Señala que colabora también con Fundación Konecta y Universia para el desarrollo de la investigación social con enfoque de género y discapacidad y, en general, con todas las organizaciones sociales que integran la red de CERMI en la defensa de los derechos humanos de las mujeres y niñas con discapacidad.

AGRAVAMIENTO DE PROBLEMAS POR LA PANDEMIA

En cuanto al impacto de la COVID-19 en el cumplimiento de los ODS en relación con las mujeres y niñas con discapacidad, el movimiento CERMI alerta de que “la situación de pandemia ha exacerbado problemas de base que ya habían sido identificados por nuestra organización, tales como la violencia de género o los problemas de acceso al empleo digno, garantía de ingresos mínimos o conciliación”.

“En el contexto de pandemia en el que nos encontramos ha sido necesario reforzar el sistema de atención a mujeres víctimas, impulsando el trabajo en red con otras organizaciones. Asimismo, la situación ha obligado a reorientar la metodología de trabajo en el desarrollo de acciones de varios proyectos de carácter eminentemente presencial (acciones de empoderamiento a mujeres con discapacidad, por ejemplo), pero no tanto a modificar los objetivos marcados en los planes de actuación”, expone el movimiento CERMI.

Por ello, apela a mantener y reforzar compromisos como la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres y contra la violencia machista, así como impulsar acciones para luchar contra la pobreza y para garantizar el derecho a la salud en igualdad de condiciones. Para avanzar en este sentido, plantea que se establezcan objetivos concretos, medibles y con límite de tiempo, es decir, “favorecer la adopción de un plan de actuación real, no una mera lista de objetivos abstractos”.

Comparta esta noticia...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone